LOGO-PROVISORIO

SOSTENEDOR

Este año 2019 el Colegio cumple 30 años de vida, proporcionando una educación formadora de personalidad sólida y comprometida con la sociedad.

En los inicios del colegio, el proyecto educativo anunciaba así el motivo de su creación: “El motivo de la creación del Colegio Pierre Faure tiene dos dimensiones:

  1. Realización personal
  2. Necesidad educativa innovadora en la región
  3. Todo docente por lealtad a su vocación coloca todo su esfuerzo por realizarse, ofreciendo sus talentos y su carisma a esta opción de vida, que es ser maestro. Al trabajar para una institución, a veces, no es posible desarrollar y dar cabida a esa singularidad y creatividad tan propia de cada ser, razón por la cual se hace necesario ser AUDACES, para dar cabida a este llamado interior y ser leales a esa vocación de maestros. Este fue el llamado interior de formar un colegio que brinde la formación de la persona bajo el proyecto de personalización comunitaria y ser trascendentes
  4. Necesidad educativa innovadora. La educación en la XIIª Región es en lo óptica academicista centrada en el conocimiento, aún en los colegios cristianos. Conociendo la obra del Padre Pierre Faure en educación y congruentes con la postura cristiana se creó el colegio bajo el “Proyecto de formar personas”, sabiendo que en la intimidad profunda de todo hombre y mujer, resuena el llamado personal de progresar, convocándolo no solo a vivir, sino a SER EN PLENITUD”

Hoy, después de 30 años de vida, el proyecto sigue vigente y valorado por la comunidad de Magallanes que confían en el proceso educativo del Colegio que enfatiza su intencionalidad en “formar la conciencia psicológica y moral de los educandos, haciéndoles aceptar la responsabilidad de sus actos y solo así, será posible el desarrollo progresivo de su persona mediante la educación.

Los instrumentos de la didáctica son una constante toma de consciencia en el desarrollo de los educandos.

Hoy cuento con un equipo directivo compenetrado del proyecto educativo, reforzando el sentido y dirección del mismo.

Contamos con una red de colegios hermanos en el proyecto en México, con los cuales nos apoyamos en no desfallecer en los propósitos.

Hay un equipo de animación pedagógica que apoya, sostiene y refuerza el Proyecto de Educación Personalizada.

El centro de padres y centro de estudiantes son un orgullo al comprender lo “comunitario” de este proyecto, ofreciendo sus generosidades en mantener viva la comunidad y un servicio que hace crecer.

Hoy, a los 52 años de servicio, confío en todos ellos: rectora, equipo de animación, docentes, asistentes de la educación, centro de padres y centro de estudiantes, en que puedan mantener el espíritu comunitario y este proyecto de educar centrado en la esencia de toda sociedad: “las personas”. Esto nos demanda “Amar y Servir” siempre.

Bernardo